Bicicletas holandesas. Entre pavimento, nazis y la crisis del petróleo.

 

Un poco de historia de la Dutch Bicycle

6937183-1

La bicicleta holandesa no es sólo una bicicleta. No es sólo un medio de transporte urbano. Es una testigo de la historia de finales del s.XIX y todo el s.XX. Durante la historia reciente que conocemos, Amsterdam se convirtió en la ciudad de los biciclos, epicentro de la bici holandesa. Pero los conflictos en las ciudades entre las bicis y los vehículos no son de ahora. El activista a favor de la bici en la ciudad Pete Jordan descubre este artículo escrito por un anónimo en una edición del Daily Telegraaf de noviembre de 1927. Cartas al editor.

“A pesar de todos nuestros aires democráticos, una ilusión ahora está desarrollando en las cabezas de nuestras autoridades y de nosotros mismos; la idea de que diez ciclistas son menos importantes que un sólo automovilista. Por lo tanto, los ciclistas de Amsterdam, uníos. Si no lo hacemos, pronto -.. como parias de la calzada – simplemente vamos a estar consignados a caer sin vida en las calles mal pavimentadas “.

LeidseStraat1924

Leidse Straat, Amsterdam, 1927

Durante la segunda guerra mundial, de los cuatro millones de bicicletas que había en Holanda, dos millones fueron confiscadas por los nazis. La bici fue un medio de transporte idóneo para los mensajeros de las tropas aliadas, para los ciudadanos y espías holandeses, daneses, ingleses… a la hora de moverse ágilmente y con sigilo. Especialmente el invierno del hambre (1944-1945) fue el final para muchas bicicletas holandesas. Muchísimas personas hambrientas de las ciudades sitiadas por los nazis se vieron obligadas a dirigirse al campo en busca de alimentos, recorriendo en bici distancias increíbles en condiciones muy duras. Y los nazis, cortaron el “chollo” holandés. La falta de suministros de caucho para las cubiertas hicieron que el uso de la bicicleta cayera. Posteriormente volvió la “fiebre de la bici holandesa” a través de las marcas Gazelle y Batavus, que todavía existen y siguen haciendo bicis.

Los años 60, con los movimientos hippie y  flower-power, también fueron muy reivindicativos  a favor de la bicicleta y en contra del coche como imagen de monstruo imperialista y dictador. La bicicleta era esa década un icono de la libertad ciudadana y la oposición  ante “el autoritario automóvil de la burguesía motorizada” [extracto de una campaña pro-bicicleta en Amsterdam el 27 julio de 1965].

fietsdemonstratie-amsterdam

FIETSDEMOLa crisis del petróleo de 1970 fue otro momento histórico en el que la bicicleta era protagonista. A partir de aquel momento, el primer ministro holandés habló en un discursos sobre un cambio en los hábitos de vida. Se adaptaron las ciudades a la bicicleta, protegiendo a los ciudadanos que iban en bici ante los vehículos a motor. Fue el boom definitivo. Actualmente la bicicleta es parte integral de las políticas de transporte en Holanda.

BeCiclos las trae a Donosti

BeCiclos compra al ayuntamiento de Leiden bicis holandesas abandonadas o retiradas de sitios públicos. Las trae en contenedores por la  vía marítima y las distribuyen una vez las ponen de nuevo en funcionamiento, activas, pero con su esencia original. ¿El objetivo? Dar una segunda oportunidad a bicicletas abandonadas fomentando su uso como medio de transporte urbano. Bicis nacidas en Holanda hace… historia viva sobre dos ruedas.  Las podrás encontrar en Bizipoza  !!  [c/ Carquizano, Gros]

902869_256800957801200_459441047_o

1276023_252481194899843_1604791774_o

1398779_250370131777616_2138897035_o

1399459_260992327382063_1361964995_o

1402344_261024847378811_740630860_o

DOCUMENTAL SOBRE LA BICI en HOLANDA.

Deja un comentario