ARTEUPARTE / BLOG

`Era siempre primavera`, la nueva exposición de Alba Deliz. Hablamos con ella.

POSTED ON 27/02/2020 BY ARTEUPARTE MAG

Alba Deliz. 1987. Plasencia. Ilustradora. Fotógrafa. Diseñadora. Esta polivalente extremeña ha centrado su energía vital en lo que más le mueve, la ilustración. Habitualmente, ella ha sido quien, como redactora, nos ha generado contenidos más que interesantes para nuestra edición en papel Arteuparte Mag. Ahora las preguntas se las hacemos nosotros. 

Por nuestras páginas han pasado, gracias a ti, artistas como Coco Dávez, Buba Viedma, Carla Fuentes… ahora estás, cómo decirlo, al otro lado, en el lado artista. Me refiero, llevas mucho tiempo en esto pero es la primera vez que nosotros te entrevistamos a ti. ¿Cómo te sientes?  

Me siento muy contenta y privilegiada de poder expresarme en un lugar tan querido para mí como es ·Arteuparte Mag· Estoy emocionada de compartir con vosotros todo esto. Las infinitas conexiones que han ido surgiendo desde que en 2014 empecé a escribir aquí y cómo la vida artística madrileña ha ido calando cada vez más fuerte en mí… ¡Han pasado muchísimas cosas bonitas!

`Era siempre Primavera` es el título de tu exposición en Café La Palma. Suena bastante melancólico. Suena como si hubieras tenido un tiempo súper feliz en el pasado. 

Me parece brutal que con solo tres palabras hayas dado tanto en el blanco. La verdad es que rondaban varios títulos por mi mente para la exposición, todos relacionados con la música y nada melancólicos. Sin embargo, una noche por casualidad escuché una versión que me voló la cabeza. Me tocó tanto el alma esa canción que sentía como ardía por dentro y a la vez me quedaba helada. No dudé ni un segundo en que “Era siempre primavera” sería el título, se me erizaba hasta la piel de pensarlo. Por un lado, contenía esa parte de melancolía que nombrabas antes. La melancolía que habita en mí desde que hace más de 4 años perdí a mi hermana. En ese momento una parte de mi se quedó ahí como en “stand by”, como dice mi paisano Robe “Vive mirando una estrella, siempre en estado de espera”. Pintar se convirtió en mi “autoterapia”. Soy un poco “Mouglie” y todavía no he ido al psicólogo nunca. Cada uno llevamos el duelo de una forma distinta.  Cuando empecé a tomarme más en serio dibujar a diario, la pintura se fue acercando a mi y me fui enganchando de tal manera que notaba como ahí y solo ahí estaba tranquila. Me escuchaba a mi misma, me asomaba en las heridas y las intentaba describir con palabras y dibujos. Me gusta hacer metáforas visuales y poner luz a la oscuridad. Me expreso calmada, sin prisas, sintiendo y transmitiendo lo que siento por dentro. Vengo del mundo de la publicidad, muchos años diseñando cosas corriendo, todo “para ayer” y haciendo las cosas con menos calidad porque no se respetaban los procesos. Y aquí sin embargo yo mido el tiempo, la creación es la prioridad y la música marca mi ritmo. Las canciones viven dentro de mí de tal manera que me sale de forma natural expresarme con ellas. Se crea una sinergia entre pintura y música, ambas capaces de mantenerme en paz, concentrada, como si ahí estuviese mi “pequeño universo interior” campando a sus anchas, sin ruidos del exterior ni distracciones. Las canciones saben tocar el botón adecuado en el momento preciso y me hacen salir de ese “stand by” para que florezca de nuevo la primavera. Ella, mi hermana, era una bella guerrera que al igual que yo tenía una relación muy especial con la música. La melancolía que vive dentro de mi es positiva, está llena de amor, es de colores, porque en mi recuerdo solo habitan momentos buenos con ella y esa es la esencia al final de mis mensajes. La reminiscencia. La música en directo es ese elixir mágico que me hace volar, emocionarme y sentir que la vida merece la pena porque pone color allá por donde va. Mi hermana empezó a tocar el piano a la par que yo me empecé a centrar en la ilustración de manera profesional. Mi madre siempre nos ha enseñado que el amor gana a todo. Y sí, fui muy feliz en el pasado, intento disfrutar de cada momento bonito que me regala la vida en el momento presente y espero hacer cosas que me hagan disfrutar mucho en el futuro. La vida tiene que ser para disfrutar. Y para querer bien. Soy un culo inquieto, necesito mantenerme activa artísticamente para estar viva así que espero no parar nunca. Madrid y su música en directo es “mi Jardín de las Delicias.”

Es felicidad saber que tú estás feliz. Tu trayectoria como artista es sólida. Y has decidido exponer tu trabajo en el mítico Café La Palma. Básicamente un garito musiquero, un club de bandas de Madrid. Tu trabajo tiene mucha música, es decir, cada ilustración tuya podría ser una portada de algún disco de alguna banda psicodélica. ¿Te identificas con esta imagen que trasmite tu arte?

Sí, estoy muy feliz con mi trabajo, con las cosas que estoy aprendiendo y las personas que voy conociendo en el camino. Cada vez me atrevo con formatos más grandes y me divierto muchísimo con los colores, son mis notas musicales. 

Lo de Café La Palma fue muy especial. Contactaron conmigo en otoño (seguían mi trabajo por Instagram) y me propusieron hacer una exposición en el mes de marzo, tratándose del mes en el que da comienzo la primavera y coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer, el 8 de Marzo. ¡Es maravilloso que me relacionen con eso! Es uno de mis momentos preferidos del año. Y claro… el mítico Café la Palma, ese lugar que tantas noches de conciertos mágicos me ha regalado. Fue muy chulo, me puse contentísima y enseguida me reuní con Nabor (el responsable de sala) para empezar a volar. Tenia claro que tenía que hacer algo relacionado con dos de mis pasiones: la naturaleza y la música (ambas palabras femeninas). Es un canto a la naturaleza, a esa visión femenina que nos hace empatizar con los sentimientos. La pintura y la música en pleno baile de emociones expresados desde mi humilde punto de vista. 

Y me fascina que me relaciones esa imagen psicodélica. Los ’60 fueron años grandes para la música, lo espiritual, los colores energéticos… ¡Me encantan! Tantos artistas a los que admiro como Bob Dylan, The Beatles, Los Stones manifestaron también en sus portadas esta corriente tan vibrante. Gracias por el piropo 🙂


Cuéntanos qué vamos a encontrar en la apertura de `Era siempre primavera`. 

Como he adelantado antes, la música, la naturaleza y los sentimientos están presentes de forma constante. Cada obra lleva por título una frase perteneciente a una canción que es especial para mí. Ha sido muy difícil seleccionar, la música es una compañera infatigable de creación, me alimenta y me recarga. Es infinita. Y me he dejado muchas cosas fuera con las que me gustaría hacer un fanzine en el futuro. El miércoles 4 va a ser muy especial. Siempre he querido hacer una exposición que tuviera música en vivo y por fin va a pasar. Primero tomaremos unas cervezas viendo la exposición y después, a las 22h. dará comiendo el concierto de Trébor. Una banda que encaja muy bien conmigo por su música (suena a rock&roll, country, flamenco-rock…) y sus letras son brutales, hablan de una forma especial de los sentimientos y la naturaleza. ¡Aún no me lo creo! Pero vamos a llenar de color y melodías vibrantes el 62 de La mítica Calle de la Palma.

Para la inauguración, adelanto que pintaré los escaparates de Café La Palma, algo que nunca han hecho allí y me hace mucha ilusión ser la primera (he pasado tantísimas veces por aquella calle…) 

Después de esto, nos comentabas que este era un año muy emocionante para ti. ¿Qué proyectos manejas para lo que queda de 2020, que es mucho?

2019 fue mi explosión con el acrílico, antes combinaba técnicas y ahora todo es acrílico y cada vez en mayor formato, me siento más cómoda y libre. Desde febrero de 2019 empecé a pintar a diario con esta técnica y no he parado. Este año está siendo muy musical, he estado trabajando el arte de las portadas de Bravo Fisher! y ha sido uno de los trabajos más gratificantes que he hecho. A finales de marzo saldrá una portada que he hecho para otro músico. Es una pasada, ¡ojalá muchas más cosas relacionadas con la música! Otra de las cosas en las que quiero poner el foco es en el textil. El año pasado tuve una toma de contacto con la serigrafía y me encantó. Pero quiero ir más allá. Trabajé hace unos años como “diseñadora gráfica textil”, aprendiendo de las patronistas y diseñadoras y quiero hacer cosas en este campo. Siempre me ha apasionado la moda. El año pasado hice mi primera colaboración con una marca de moda “Dorado Vintage” y realicé un diseño exclusivo para encargarse bajo pedido. También las hago con diseños personalizados desde mi web. Ayer entregué una precisamente y a la chica le encantó. Personalizar las prendas es algo que hago desde pequeña, antes con tachuelas, añadiendo telas… Y ahora poder llevar mis ilustraciones a las prendas me parece un sueño. 

La otra cosa que quiero seguir alimentando es la pintura mural y los grandes formatos. Me están saliendo encargos en el interior de casas y ojalá sea un año “a lo grande”. A finales de año quiero ir a México, justo se cumplen 10 años desde que visité ese país y uno de mis objetivos es ir a hacer proyectos artísticos y recargarme de su cultura y su gente. 

🙂

Eres fuego bueno. Dale vida. Nos vemos Alba!

Aquí os dejamos el enlace de `Era siempre primavera`.

https://www.facebook.com/events/179879353432688/

CLOSE
CLOSE

Utilizamos cookies para mejorar la navegación de la web. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar